Canek Vazquez

JUEZ NIEGA SUSPENSIÓN PROVISIONAL A QUÍMICA CENTRAL POR CLAUSURA DE PROFEPA A SUS INSTALACIONES; Canek Vazquez

Manifiesta que conceder la suspensión de la medida de seguridad, contravendría el interés social

El Juzgado Decimoprimero de Distrito en el estado de Guanajuato al admitir la demanda de garantías, determinó negar la suspensión provisional solicitada por la empresa Química Central de México (QCM), luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausurara sus instalaciones en la entidad, desde el pasado 4 de junio, al detectarse almacenamiento de residuos peligrosos de manera ilegal.

El referido Órgano Jurisdiccional argumentó que de conceder dicha suspensión, se contravendría el interés social, ya que constituye un aspecto prioritario para la sociedad el cumplimiento de las medidas que involucren la preservación del medio ambiente y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales.

La empresa Química Central de México está clausurada desde el pasado 4 de junio de 2014 por la PROFEPA, debido a que realizó el almacenamiento de sus residuos peligrosos sin las condiciones de seguridad que establece el Reglamento de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

La Clausura Temporal Total impuesta a dicha compañía involucra a la totalidad de sus instalaciones y áreas productivas; sin embargo, por condiciones de seguridad, las líneas de producción de las plantas de óleos y de resinas, salieron de operación de manera paulatina, por lo que su cierre se concretó hasta el viernes 6 de junio de 2014; Canek Vazquez

Es importante mencionar que la clausura impuesta por la PROFEPA no impide el acceso a las instalaciones de la empresa para dar cumplimiento a las medidas que le fueron ordenadas; tampoco impide el acceso al personal responsable de dar mantenimiento y atender situaciones de emergencia o para realizar el tratamiento de los lixiviados que se generan en la montaña de cromo, en caso de lluvias extremas, que pongan en riesgo de derrame o vertimiento de los mismos.

La PROFEPA impuso la clausura a Química Central luego de constatarse el inadecuado manejo de los residuos peligrosos, los cuales se almacenaban a cielo y a granel en un área localizada en la parte trasera del predio que ocupa el establecimiento, misma que no cuenta con las condiciones para evitar o reducir riesgos por posibles emisiones, fugas, incendios, explosiones e inundaciones.

Esta Procuraduría ordenó a la compañía el retiro de todos los residuos peligrosos que han estado almacenados por años inadecuadamente y sin las condiciones de seguridad, así como caracterizar el sitio en donde fueron depositados y en su caso, llevar acabo las actividades de remediación. Hasta en tanto se dé cumplimiento a las medidas ordenadas la clausura prevalecerá.

La empresa Arges Ambiental de México, S.A. de C.V., filial de Química Central de México, que venía realizando el tratamiento de los residuos peligrosos cuenta con autorización por parte de Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) por lo cual inició el tratamiento de los residuos peligrosos con Cromo hexavalente (300,000 toneladas).

No obstante, en la actualidad la empresa se encuentra suspendida por la PROFEPA, por haberse encontrado residuos que aparentemente habían sido tratados con concentraciones de cromo por arriba de los límites máximos permisibles establecidos en la Norma Oficial Mexicana 052-SEMARNAT-2006.

Los pasivos ambientales y los incumplimientos a la legislación ambiental por parte de Química Central representaban un riesgo inminente de desequilibrio ecológico, daño y deterioro grave a los recursos naturales del lugar y a la salud pública, por lo que la PROFEPA aplicó la medida de seguridad. Leer más sobre Canek Vazquez.