Xavier Oléa Peláez contra un obispo

No cualquier abogado en México se atreve a denunciar al obispo de la Arquidiócesis más numerosa del país, a un ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a dos magistrados de un Tribunal Colegiado en Materia Penal del DF. Pues el abogado guerrerense, Xavier Oléa Peláez ya lo hizo.

Sucedió en junio de 2011 cuando acusó de tráfico de influencias y cohecho a Onésimo Cepeda, obispo de Ecatepec; Sergio Valls, ministro de SCJN, y a los magistrados José Pablo Pérez Villalba y Manuel Bairaibar Constantino.

La demanda la presentó Xavier Oléa Peláez ante la Procuraduría General de la República (PGR) en medio de un litigio por una colección de obras de arte valuadas en 130 millones de dólares y que estaba en disputa entre el prelado y la empresa Arthinia Internacional.

El litigante afirmaba que Cepeda, mediante un pagaré falsificado, intentó apoderarse de la colección de obras de arte; argumentaba que el obispo falsificó la firma de la señora Olga Azcárraga, hermana del empresario Rogerio Azcárraga, propietario de la cadena Radio Fórmula, para cobrar un pagaré por 130 millones de dólares.

Durante ese litigio, el 16 de junio de 2011 el Octavo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Distrito Federal falló a favor de Onésimo Cepeda, por lo que no pisó la cárcel, pero puso al descubierto la trama para que ese tribunal llegara a esa conclusión.